Colombia- Cauca: breve cronología crítica de una realidad compleja

Cauca: unas líneas sobre una realidad compleja, breve cronología crítica

 

Por I. Alirio Fuentes y N. Samauma

KaosEnLaRed.- Vamos a escribir unas breves líneas sobre una realidad compleja y muy manipulada en los medios de comunicación masiva, así como también en parte manipulada por un discurso que no busca tomar en cuenta la integralidad de los componentes de esta realidad. Se caldea situación en el Cauca, tras meses de anunciar los atropellos de la Fuerza Apolo sin que tuvieran eco las denuncias…

La REDDFIC ya había denunciado un desplazamiento forzado de más de mil personas en meses pasados (1), había denunciado el saboteo por parte del ejército de los tanques de agua (Videos); la ocupación de escuelas por el ejército; además el mes pasado el ejército bombardeó la casa de una defensora de derechos humanos con el claro fin de asesinarla -ella por suerte no se encontraba en su vivienda- (Videos de denuncia de la REDDFIC); y hace apenas unas semanas el ejército asesinó, tras cortarle los testículos y torturarlo atrozmente, a un líder campesino (Videos de denuncia de la REDDFIC en anexo), luego asesinó hace unos cuantos días a Gustavo Londoño de la Marcha Patriótica…

Hoy el pueblo campesino, indígena, mestizo y negro está en las calles..

La semana pasada el movimiento popular caucano, compuesto de indígenas pero también de mestizos y negritudes, desalojaba al ejército de varios de sus puestos de ocupación al interior de los poblados: circularon imágenes impresionantes del desmonte de las trincheras militares por un hormiguero humano que reclama el respeto por el DIH que preconiza que el ejército no puede instalarse en los pueblos y caseríos. Esa misma semana, el presidente colombiano Juan Manuel Santos visitó el Cauca y anunció seguir militarizando la zona: anunció lo contrario de lo que se le exige en una actitud guerrerista e intransigente; fue abucheado por el pueblo, y los soldados relataron que la misma población no los dejaba salir de algunos puestos de control. Para rematar el fiasco de los planes de guerra del gobierno, de sus planes de ‘consolidación de la zona’ para beneficio del gran capital, la insurgencia de las FARC tumbó un avión SuperTucano, un tipo de avión publicitado como ‘invencible’, que cuesta la friolera de 10millones de dólares (2).

El 18 de julio fue asesinado el primer manifestante desarmado por el ejército -el primero de este alzamiento popular-, lastimosamente no el último: se trata del comunero indígena Eduar Fabian Guertío Bastos, de 20 años de edad. Ayer ya lamentamos el segundo civil asesinado por el ejército: Mauricio Largo Campo, agricultor indígena (3). En el lugar de los hechos, en el que también fueron gravemente heridos otros civiles por el ataque del ejército, hicieron presencia defensores de derechos humanos, quienes también fueron agredidos por la fuerza pública, como es el caso del Jhon Fredy Mayor Narváez, miembro de la red de Derechos Humanos “Francisco Isaías Cifuentes”, quien fue herido en la mano derecha con un proyectil de arma de fuego cuando auxiliaba a los heridos.

También es de lamentar la actitud de las autoridades indígenas que piden condenas contra los manifestantes que desalojaron al ejército (4). Las condenas por asonada cuestan de 4 a 8 años de cárcel mínimo: sería lo que sufrirían aquellos indígenas y mestizos –civiles- filmados en el video que le dio la vuelta al mundo; un video que los medios de las autoridades indígenas difundieron como parte de su lucha y contra cuyos protagonistas, incoherentemente, piden sanciones.

Unas autoridades indígenas siempre prestas a equiparar en sus comunicados y prensa a la insurgencia con el ejército y sus paramilitares, en una equiparación fuera de todo fundamento que carece de objetividad, y que obedece a alinear su discurso con conceptos confusivos propios de los parámetros del dinero de ‘la cooperación’. Unas autoridades indígenas que obvian que en la insurgencia también hay indígenas de su propio pueblo, cansados de ver morir a los niños por desnutrición y cansados del constante despojo multinacional, y empujados a la insurgencia por la intolerancia política del mismo estado. Una incoherente postura de las autoridades indígenas que pretenden eclipsar una realidad concreta: la insurgencia en el Cauca es indígena, negra y mestiza, como en todo Colombia, porque esa es la composición del pueblo colombiano, y porque la insurgencia no es otra cosa que pueblo colombiano cansado de saqueo y empobrecimiento y empujado a la lucha clandestina por el exterminio estatal contra la oposición política.

Las autoridades indígenas piden condenas contra los manifestantes que desalojaron al ejército; y por si fuera poco, las mismas autoridades y la ‘guardia indígena’ detienen a cuatro muchachitos milicianos civiles y los acusan de ser de las FARC (5): estos jóvenes serán víctimas de condenas de 40 años de cárcel de ser entregados a las autoridades nacionales. En la fotografía publicada por Telesur se aprecia que son indígenas, civiles, y muy jóvenes: uno de ellos carga un cachorro de perro. Cabe preguntarse si no son muchachitos víctimas de un ‘falso positivo judicial’, porque su estampa no es la de ‘curtidos guerrilleros’, sino la de civiles apenas salidos de la infancia. Se podría tratar de simples civiles, de civiles simpatizantes de las FARC, o de milicianos de las FARC, en cualquier caso la captura de estos muchachos causa gran revuelo en el seno del campo popular: no todo el mundo está de acuerdo con que se capture y entregue a revolucionarios a un estado, además a un estado señalado por el uso sistemático de  la tortura en las cárceles. Suscita gran rechazo la postura entreguista de las autoridades indígenas. A los que argumentan que ‘tendrán el mismo trato que los soldados, y que serán juzgados por la autoridad indígena como los soldados, y luego entregados al estado como los soldados”, recordarles que los soldados hoy gozan de plena libertad, mientras que los muchachos acusados de ser de las FARC serán enterrados en cárceles con penas descomunales. El cuento de la ‘neutralidad’ no es sino eso: un cuento.

La situación en el Cauca es la situación de una zona muy rica en recursos naturales pero cuya población vive empobrecida hasta la médula: desde los corteros de caña, pasando por los indígenas, mestizos y negritudes campesinos, hasta los mineros artesanales, todos son víctimas del asedio de la gran minería multinacional, del agro industrial y de condiciones laborales esclavistas. En pocas palabras son víctimas del saqueo de los recursos y de la mano de obra perpetrado por multinacionales y gran latifundio. El gran capital dispone del estado con su ejército y su paramilitarismo para reprimir el descontento social. Hace falta una mayor unidad popular, por lo tanto enarbolar el derecho de los pueblos a la rebelión ante la tiranía como concepto vector de libertad y justicia social, necesarios preámbulos a una paz verdadera; los conceptos manoseados  de ‘neutralidad’ ante una evidente lucha de clases, no solamente son irreales y descontextualizados, sino que son funcionales al mantenimiento de sometimiento, y en realidad son contrarios a una paz con justicia social, así se adornen con la palabra paz.

NOTAS:

(1) http://www.reddhfic.org/

(2) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=153028&;titular=la-bofetada-de-las-farc-a-santos-en-torib%EDo-

(3) Segundo manifestante asesinado por el ejército:

http://www.reddhfic.org/

http://www.telesurtv.net/articulos/2012/07/19/enfrentamientos-entre-indigenas-y-policias-de-colombia-dejan-un-muerto-en-el-cauca-8117.html

(4) http://www.elespectador.com/noticias/politica/articulo-361013-lideres-indigenas-piden-sanciones-hechos-violentos-contra-ffmm

(5) http://www.telesurtv.net/articulos/2012/07/18/indigenas-colombianos-retienen-a-cuatro-miembros-de-las-farc-4949.html/#mediabox

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s