La muerte masiva y sistemática que defendemos y negamos (I)

El sociópata trofeo de nuestro fracaso

Isaac Sánchez

PalabrasDespiertas.- Hemos reducido la realidad a la “sobrevivencia”, impulso y hambre de llenar un vacío con satisfacciones huecas, trofeos de nuestra sobrevivencia; el consumo. Vivimos con hambre de sobrevivir o con miedo de volver a la real necesidad de hacerlo, es decir, de perder el objeto de nuestras vidas, el confort.

Nos hemos llevado a la objetización del ser-hacer, nos expropiamos (a las personas) nuestro “hacer” como parte de ser y ahora, en haras de mantenernos en nuestro status de sobrevivientes o de llegar a él, nos expropiamos el “ser” al agruparnos en perfiles psicológicos, legales (ciudadanización), económicos (pobre.rico, etc), académicos (capaz-incapaz), limitando nuestra existencia a la dualidad de lo “util” y lo “inutil” para esta sociedad y sus móviles despojados de todo significado.

Así pues, creándonos esta realidad de “lucha por la superviviencia” en un ambiente/ecosistema auto.concebido, nos orillamos a des-dignificar nuestro ser-hacer, a corromper nuestra individualidad y nuestra colectividad, desmantelándolas.

Entonces, ya no estamos hablando de una política de Estado, ni una economía impuesta por los poderes fácticos, que de por si, estamos hablando una vez más de atribuciones, simbolismos o significaciones; autoconcepciones del diálogo nosotros-realidad y su simultaneidad.

¿Qué significan las cosas, nuestros entornos y las personas y haceres en la actualidad? O ¿en el capitalismo? Llamásele como se quiera. ¿Significan algo, o no tienen algún valor más allá de la especulación financiera y sus derivados?

Este capitalismo evita y corta las raíces, enajena los haceres. El actuar (estudiar, trabajar, convivir, etc) ha perdido sentido a causa de la razón por la que se hace; “sobrevivir” a esta auto.concebida jungla urbana llamada “desarrollo”.

¿Por qué defender el desarrollo y sus mecanismos (sociedad, Estado y economía)?

Al crear esta jungla con toda esta filosofía occidental, con toda esa ciencia, depositamos nuestros ser-hacer, el valor y significado de crear, construir, “controlar/nos”, en el producto de ese poder-ser-hacer, es decir, el sistema de sistemas, ésta centenaria estructura llamada Capitalismo Neoliberal. Defenderla, es defender el sociópata trofeo de nuestra muerte masiva y sistemática como sociedad humana. Esta muerte es el acto pretérito y actual de depositar el ser-hacer del nosotros como humanidad, en esta magna creación; el capitalismo y sus estructuras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s