Javier Sicilia en el City Hall, LA

Los Angeles, California, 14 de agosto de 2012 (Javier Sicilia).- Comienzo con unos versos de “Una fuerte lluvia va a caer”(A hard rain’s a.gonn fall) de Bob Dylan

¿Oh, qué viste, hijo mío de ojos azules?/¿Oh, qué viste, mi querido muchacho?/ Vi a un recién nacido completamente rodeado de lobos salvajes,/ Vi una autopista de diamantes con nadie sobre ella,/ Vi una ensangrentada rama negra que permanecía goteando,/ Vi una sala llena de hombres con sus martillos ensangrentados,/ Vi una escalera blanca toda cubierta de agua/ Vi diez mil de oradores cuyas lenguas estaban todas rotas,/ Vi armas y afiladas espadas en manos de niños pequeños,/ Y es dura, y es dura, es dura, y es dura,/Y es una dura lluvia la que va a caer

Oh, what did you see, my blue-eyed son/¿Oh, what did you see, my darling young one?/I saw a newborn baby with wild wolves all around it,/ I saw a highway of diamonds with nobody on it,/I saw a black branch with blood that kept drippin,/ I saw a room full of men with their hammers a-bleedin,/ I saw a white ladder all covered with water,/I saw ten thousand talkers whose tongues were all broken,/ I saw guns and sharp swords in the hands of young children,/ And it’s a hard, and it’s a hard, it’s a hard, it’s a hard,/ And it’s a hard rain’s a-gonna fall

Porque, nuestros muertos y el dolor que ha traído la guerra contra las drogas anuncian una fuerte y terrible lluvia de más dolor; porque necesitamos detenerla y encontrar el camino de la paz y la justicia que marcaron los fundadores de esta nación y que los gobiernos han perdido, guardemos un minuto de silencio.

Cuando los gobiernos pierden la claridad que permite mantener el rumbo y el diálogo entre dos países como lo ha sido en el caso de las relaciones México/EU, es preciso que las sociedades civiles de ambas naciones desplieguen una diplomacia ciudadana que permita crear puentes de entendimiento, mecanismos alternos de solidaridad y de construcción de una Agenda Binacional que supere el callejón sin salida que se ha generado con la visión militarista-policial de la guerra contra el narcotráfico, impuesta por y desde los gobiernos de los dos países.

El diálogo entre la sociedad civil mexicana con su contraparte estadounidense, tiene que incluir a los sectores “duros” (republicanos, Comando Norte, medios de comunicación, etc.), porque como lo decía uno de los Padres Fundadores de esta nación, Benjamín Franklin: “O caminamos todos juntos hacia la paz o nunca la encontraremos”.

Parte de los errores estratégicos de esta guerra es que la diplomacia, entre los gobiernos mexicano y estadounidense, no ha hecho un esfuerzo serio para escuchar la opinión de la sociedad civil en ambos lados de la frontera. Tal vez, sin proponérselo, los dos gobiernos han decidido librar esta guerra en solitario, excluyendo a sus propias sociedades que son actores importantísimos del conflicto.

Los ciudadanos, en ambos lados de la frontera, son la principal base de apoyo para implementar cualquier estrategia de guerra o de paz. Ellos son los titulares del bono democrático que es necesario para lograr la gobernabilidad y la credibilidad, valores sin los cuales no se puede crear ninguna política pública.

Los ciudadanos son quienes hemos pagado el más alto costo de las erróneas estrategias en el combate al crimen. Todos los días tenemos que enfrentar las impericias políticas de muchos funcionarios, militares, órganos de inteligencia y aparatos de seguridad tanto de México como de Estados Unidos. Por eso la mayoría de los mexicanos y muchos ciudadanos estadounidenses que viven en la región fronteriza y que son víctimas de estas estrategias erróneas, se siente identificados con la agenda, las causas y la moral del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Esa agenda, esas causas y esa moral civil y política tienen su rostro más claro en esta hermosa herencia de otro de los padres fundadores de esta nación, Thomas Paine, una herencia que los gobiernos deben retomar y que tiene su base y su fortaleza en la ciudadanía: Sólo “un ejército de principios puede penetrar donde un ejército de soldados no puede hacerlo”

La paz como valor social siempre estará siempre del lado de los ciudadanos y nunca del de los “señores de la guerra”, porque “Jamás –decía Frnklin—hubo una guerra buena o una paz mala”. Los ciudadanos de México y de Estados Unidos anhelamos la paz por encima de las causas que dieron origen a esta guerra. Para los ciudadanos, las justificaciones políticas o de seguridad nacional no pueden estar por encima de la lógica de la paz.

Hoy, como alguna vez lo dijo John Adams, el horror de la guerra y de la política nos ha enseñado que queremos la paz para que nuestros “hijos puedan tener libertad de estudiar matemática y filosofía”.

Los mexicanos ya estamos hartos de los expertos de la política y de la guerra, y que hemos tomado el camino de actuar e favor de nuestros hijos, de nuestros niños, de nuestros jóvenes, de nuestras mujeres y de nuestros hombres; hemos tomado el camino de la paz y de la justicia que permita preparar un mundo donde nuestros hijos, nuestros nietos y nuestros jóvenes puedan tener, como lo pensaba John Adams, la libertad de disfrutar de la cultura humana que la guerra y el crimen están destruyendo. “Un gobierno sano y frugal –recuerdo de nuevo a Jefferson– es aquel que hace desistir a los hombres de dañarse mutuamente y los deja libres para regular sus propios asuntos”. “La mayor amenaza a nuestra democracia –vuelvo para terminar a ese gran ciudadano que fue Thomas Paine– no viene de aquellos que abiertamente se oponen a nosotros, sino de aquellos que lo hacen en silencio junto a nosotros”. alimentando la guerra y la violencia, destruyendo la vida humana y las conquistas de la civilidad y de la vida del espíritu.

Javier Siclilia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s