Avanza 4.1% inflación en zona metropolitana

Araceli Llamas Sánchez

Milenio.- Influyen alzas en huevo, pollo, carnes, lácteos y leguminosas, así como inestabilidad económica global; necesarios ocho salarios mínimos para cubrir los gastos básicos.

Al concluir el pasado mes de junio, la inflación acumulada fue de 4.18 por ciento, según reportó el estudio “Canasta Básica e Índice de Precios al Menudeo en la Zona Metropolitana de Guadalajara”, realizado por Héctor Luis del Toro Chávez, investigador del Departamento de Métodos Cuantitativos de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

La inflación mostró un impacto directo al salario mínimo vigente en Guadalajara, que se ubicó en 1,817.10 pesos mensuales. El estudio muestra que de los 121 artículos considerados, 103 productos registraron algún tipo de incremento, y de estos, 55 por ciento fueron arriba del promedio de 4.18 por ciento. Los productos que más subieron de precio se ubican en los grupos de las carnes frías, las aves, la carne de res y el pescado, así como los productos lácteos, leguminosas y chiles.

Los resultados evidencian que “el problema de la inflación sigue impactando a la población de manera significativa y creciente, al margen de que el sector oficial argumente que existe control del indicador y a la baja”.

De hecho, las estimaciones del Banco de México y los derivados del proyecto manifiestan que el tercer bimestre presentó la mayor inflación del año, en comparación con 2.10 por ciento, y 2.88 por ciento que se presentó en el primero y segundo bimestre, respectivamente.

Con estos elementos, el maestro Del Toro Chávez concluye en su estudio que “el costo de la canasta alcanza los 6,364.12 pesos, lo que implica que se requieran un promedio de 3.5 salarios mínimos vigentes en el periodo”.

Sin embargo, este ajuste al salario no contempla otros gastos, como luz, agua, renta, gas, teléfono, transporte, gasolina, educación, medicinas, ropa, calzado, vestido y diversión, entre otras, los que de forma conjunta implicarían un mayor índice inflacionario y un mayor desembolso.

Con este balance, el académico de la UdeG considera necesario ganar un promedio de ocho salarios mínimos mensuales, el equivalente a 14,536.80 pesos mensuales, con el propósito de satisfacer las necesidades básicas de la familia.

► Contraste con Banxico

El estudio evidenció además un contraste entre las cifras del Banco de México (Banxico) y las registradas en el hogar: “En tanto las amas de casa se quejan de incrementos en los precios de verduras, frutas, carnes, productos lácteos, energéticos, energía eléctrica o gas, el sector oficial afirma que no solo es falso el aumento de precios, sino que aseguran que las tiendas reportan bajas en los mismos”. Es así como, “lo que para el sector oficial son inexistentes presiones inflacionarias, para los ciudadanos son aumentos reales que impactan su economía diaria y que escapa, a los inoperantes controles gubernamentales”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s