Fallo o Falló el TEPJF

Jonathan Ávila Guzmán

Palabras Despiertas.- Después de declarar muerta la democracia en México es necesario declarar resucitada la revolución de las conciencias, porque lo que pareciera el triste final de una novela trágica, es solo el inicio de una larga película de acción que a todos nos concierne. Lo cierto es, que el fallo emitido esta noche por el TEPJF no era una sorpresa para todos, ya presagiábamos el inminente regreso de un horrible sistema que el mismo Vargas Llosa llamó La Dictadura Perfecta.

Y es que después de un defensa incesante por parte de los magistrados, así como de los consejeros “ciudadanos” del IFE, el ambiente en la nación era tenso y las ansias de los más radicales hervían como agua para café.

Pero a todos estos alegatos jurídicos de los partidos, los únicos que resaltaban, en las plazas públicas y los eventos masivos, eran los opositores del ahora, supuesto ganador de la elección, y no porque el pueblo de México así lo quisiera, sino porque un grupito de cerdos vende patrias le dieron un fallo a su favor, y lo peor aún, con argumentos que ni el mismo Cantinflas, hubiera podido decir peor. Pero hasta ahora, los simpatizantes del PRI no se han aparecido en las plazas.

Porque el único movimiento a favor de EPN surgió de las instituciones políticas que simpatizan con esa bola de patanes, y no de un apartidismo o una ideología base para el desarrollo de una nueva concientización. Lo cierto es que los únicos que festejan la victoria del tricolor son el partido y sus más grandes benefactores, como lo son los diputados corruptos, televisoras, medios comprados y empresas maquiavélicas que miran el triunfo de un títere, antes que de un ser autosuficiente.

Por ahora, mis revoltosos amigos, no nos queda más que ponernos a trabajar, pero no como lo dicen los peñabots o los panistas fanáticos, sino con el buen sentido de la palabra, que de verdad se vea dura esa presión social, que no permitamos a los legisladores hacer de las leyes un desecho fecal, y del congreso un chiquero, que para el nuevo ejecutivo federal, sea la peor de sus gestiones, y si nos tratan como en Atenco, pues para morir nacimos, y si vinimos a agacharnos como borregos e ir tras el pastor, mejor enciérrense en misa y digan Josefina es la mejor, no es hora de mentadas, es hora de progreso social y conciencia.

Que se chingue el peje, si no ganó hoy, es cosa de él, pero los que perdimos fuimos los mexicanos, y no porque él se dijera amo del cambio verdadero, sino porque nos dimos cuenta que en México no hay democracia, vivimos bajo el lúgubre manto de irrealidades, conformistas y apáticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s