Posicionamiento político de la Asamblea General del Politécnico en cuanto a #YoSoy132

El movimiento #Yosoy132, en su afán de ser la vanguardia para dirigir los diferente movimientos sociales, que han tomado fuerza a raíz de la imposición del PRI en la silla presidencial, ha caído en un sectarismo, centralismo y autoritarismo, que es atípico de los movimientos sociales en el mundo, y en concreto, en México.

El Instituto Politécnico Nacional a través de los años ha apoyado todo tipo de luchas sociales, de la clase campesina, obrera, trabajadora en general, y movilizaciones civiles. Siempre bajo el principio de que toda lucha social es legítima, se han apoyado todos los tipos de lucha, obteniendo en ocasiones resultados muy favorables, incluso cuando se llegan a enfrentamientos violentos en muchos casos.

Para los integrantes de la Asamblea General Politécnica nos resulta absurdo frenar las formas de lucha, que son distintas a las adquiridas en movimientos paralelos, como lo es el #Yosoy132. Nosotros siempre hemos mostrado apoyo a diferentes formas de lucha, hasta las últimas consecuencias.

En la Asamblea General Politécnica tenemos la convicción de que la desobediencia civil puede llevarnos a lograr nuestros objetivos, y que al estirar los límites de la desobediencia civil, podemos poner en jaque a los potentados.

Ya hemos escuchado testimonios de muchas víctimas de la guerra contra la droga, y creemos que podemos diferenciar lo que realmente es violencia y lo que es desobediencia civil. Arrojar bolitas de papel al TEPJF no es violencia, arrojar globos con pintura al palacio legislativo no es violencia, desplazar las vallas que separan a la policía de los contingentes que sirven como barricadas no es violencia.

Violencia es la represión asesina que sucedió en Guerrero por protestar contra el cierre de escuelas rurales, y en el Estado de México por protestar contra la violación de sus tierras.

Violencia es sacar al ejército a las calles con el pretexto de combatir a la droga, cuando en 6 años no ha habido un solo anuncio en la televisión, radio, medios de transporte para concientizar a la población y evitar su consumo.

Violencia es la represión que sufrieron nuestros compañeros del politécnico en Oaxaca, por participar en la Mega Marcha del 22 de Julio. Compañeras y compañeros golpeados, inculpados, encarcelados, amenazados de muerte y de violación.

Violencia es el recorte al presupuesto más grande en la historia del IPN. Más de 156 millones de pesos, más de 8,000 estudiantes de nivel medio superior y superior sin becas. Más de 400 estudiantes de posgrado sin becas para investigación. Más de 400 laboratorios y talleres sin presupuesto. Se dificultará pagar servicios como agua, luz, gas, y otros servicios.

Recordamos que hace dos meses el hecho de proponer la toma de una caseta para liberar la pluma era un tema de controversia. Se tenía miedo de las consecuencias represivas, pero más por las consecuencias mediáticas.

Hoy en día vemos que este tipo de discusión ha terminado, y solamente se discute qué caseta y cuándo se va a tomar. Eso para nosotros es un claro ejemplo de que el límite de la desobediencia civil y la presión social puede estirarse, a modo que incluso los medios agreden este tipo de acciones mucho menos de lo que se tenía pensado.

A muchos de nosotros nos resulta indignante que cuando un joven escribe un mensaje en favor del movimiento, en una pared, se le tache de porro, de infiltrado, o provocador. Nos están dejando sin tierras, sin recursos, sin escuelas, sin trabajo y sin hogares, y que no seamos capaces de pintar una pared nos llena de rabia e incrementa nuestra impotencia.

Poco a poco se ha podido subir de tono a las acciones directas, sin provocar reacciones agresivas o violentas por parte de la fuerza el estado. Esto es algo muy bueno, porque quiere decir que aún podemos hacer más.

Obviamente nosotros no buscamos el enfrentamiento, no somos provocadores, pero estamos preparados para ello. No es nuestra intención poner en riesgo la integridad de nadie del pueblo, pero si no podemos superar el miedo a la autoridad, no tenemos nada que hacer aquí.

Es por eso que pedimos se reflexione sobre la postura pacífica extrema que ha adoptado el movimiento #Yosoy132, quien lejos de ser la vanguardia de las luchas sociales, se ha convertido en su principal freno, generando discordia entre grupos que buscamos el mismo objetivo.

La Asamblea General Politécnica respetará las formas de lucha del movimiento #Yosoy132, pero seguirá apoyando todas las demás, le guste al #Yosoy132 o no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s