La resistencia kumiai en Baja California recibe al Congreso Nacional Indígena

Foto:Agustín Ruiz Quiroz
Foto:Agustín Ruiz Quiroz

Desinformémonos.- A los históricos intentos de despojo de tierras que ha padecido durante décadas la tribu kumiai, milenario pueblo asentado en el valle de Baja California, se suman ahora brutales e injustificados ataques llevados adelante por fuerzas militares.

Relatoría completa de la Sexta Reunión de los Pueblos del Noreste (CNI)

México. Con el propósito de realizar “revisiones de rutina” para “buscar armas blancas”, alrededor de 45 miembros del ejército mexicano irrumpieron a golpes en hogares de la comunidad kumiai de La Huerta, en Valle de Ojos Negros, Ensenada, municipio del estado de Baja California, al noroeste de México.

En el marco de la sexta reunión del Congreso Nacional Indígena (CNI) del Noroeste, realizada en Juntas de Nejí, Tecate, Baja California, los kumiai, milenaria y combativa tribu, denunciaron que militares y hombres encapuchados y vestidos de negro registraron viviendas con lujo de violencia y sin contar con órdenes de cateo.

Con el pretexto de buscar armas en la comunidad, las fuerzas castrenses golpearon, robaron y amedrentaron a los pobladores, a quienes advirtieron que si se atrevían a denunciar el maltrato, volverían a ejercer violencia en su contra. Un joven indígena fue detenido –sin orden de aprehensión–  y abandonado unas horas después, tras ser golpeado y amenazado de muerte.

Ubicada a 90 kilómetros de Tijuana, Juntas de Nejí es una comunidad prácticamente abandonada. Para llegar hasta allí, deben recorrerse 20 kilómetros de terracería y no cuenta con los servicios de luz ni agua potable. Aquí, hace 14 años que no existe una escuela, por lo que los habitantes se han visto obligados a salir de su tierra para que sus hijos tengan acceso a la educación básica. Al igual que otras comunidades kumiai, como La Huerta y San José de la Zorra, Juntas de Nejí ha sido despojada durante décadas de su territorio.

Ante representantes del pueblo purhépecha de Michoacán  y colectivos adherentes a la Otra Campaña de Tijuana, Ensenada, Los Ángeles y San Diego, entre ellos Ollin Calli, El Hormiguero y ARMA, representantes kumiai de la comunidad de Juntas de Nejí dijeron que existe la “amenaza de posibles invasiones a sus tierras comunales por parte de miembros del PRI (Partido Revolucionario Institucional)”, quienes pretenden convertir su territorio en terrenos para pequeños propietarios.

La comunidad de La Huerta manifestó además su descontento por los engaños de la reforma agraria, mediante la cual, desde los años sesenta han sido manipulados comuneros –la mayoría de los cuales no hablan español– para que firmar documentos que avalan una resolución presidencial, donde sus tierras son declaradas como ejidales, no comunales, y en los que no se reconoce la totalidad del territorio histórico que tiene identificado la tribu kumiai.

Este problema ha generado divisiones y conflictos internos en la comunidad de La Huerta, ya que los indígenas no registrados como ejidatarios, que son la mayoria, no tienen voz ni derecho a ser consensados, de acuerdo a lo establecido en la reforma agraria.

Por su parte, representantes de la comunidad kumiai de San José de la Zorra, expusieron que desde la década de los cuarenta “ha existido el despojo paulatino sobre las tierras de su comunidad a pesar de que cuentan con tres documentos en los que se les reconoce la posesión”.

La tribu kumiai manifestó abierto rechazo al Fondo Nacional para la Regularización de la Tierra (FANART), antes Programa de Certificación de Derechos Ejidales (PROCEDE), por considerar que atenta contra los derechos ansestrales de los comuneros. “La parcelación de las tierras comunales”, dijeron, “representa un primer paso para permitir la privatizacion, el rompimiento del tejido social y va en contra de la colectividad, elemento fundamental para las comunidades indigenas”.

Las comunidades anfitrionas manifestaron también su repudio a  la intromición de los partidos políticos, pues “provocan la division y a través de la corrupción generan conflictos internos entre comuneros, dificultando la organizacion en la comunidad para la defensa de la tierra”.

Ligas
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s