Como si de PRIístas se tratara

Jonathan Ávila Guzmán

Palabras Despiertas.- Pareciera que la política en México se está convirtiendo en un circo de dos pistas, donde en una se reúnen los priistas recién electos para maquinar el sexenio de atrocidades que nos esperan, y por consiguiente los panistas llegan a decirles que tienen todo su apoyo; mientras que en la otra pista están los progresistas dando patadas de ahogado porque ya perdieron al activo más grande que los había representado, y mientras se preparan, como en pre-campañas, para su próximo candidato presidencial de 2018.

Porque ahora resulta que para el 2018 el Partido de la Revolución Democrática, tiene dos caminos a seguir, la fama y prestigio de Marcelo Ebrard, o la galanura y reconocimiento de Miguel Ángel Mancera, este último, quien apenas tiene la jefatura del Distrito Federal y ya está viéndose sentado en la silla presidencial.

Y desde luego, aún en campañas, se presentó a Marcelo Ebrard como el candidato ideal para habitar Los Pinos en el próximo sexenio, aunque si bien es cierto, Ebrard ha sido elogiado con mayor nivel que AMLO, Ebrard no se ha ganado al pueblo tanto como lo hizo AMLO, esto al preferir los grandes puestos internacionales y no apoyar en las impugnaciones. Es entendí para alguien que no quiere perder la postura ante la escena de un triunfo izquierdista, que bien dijo Noroña, nunca lo obtendrán por la vía legal, pues los partidos de derechistas han pactado, y ahora Ebrard se queda como el chucho malvado que decidió no apoyar a quien le dio un segundo nivel.

Por lo pronto, estos dos personajes ya se están poniendo las pilas como lo hizo Peña Nieto en las pasadas elecciones, se preparan desde sus gestiones y se crean las imágenes de los mejores candidatos para la elección, y no está de más, pues lo más probable es que tengan la simpatía de quienes creen en la izquierda pero detestaban el berrinche justificado de Andrés Manuel López Obrador.

Ahora, lo único que les falta es hacer el pacto con las televisoras, cosa que no será para nada fácil, puesto que se ha visto que las compañías no quieren mucho a la figura de Ebrard, después de que el 7 de diciembre de 2004 fuera removido de la SSPDF, por orden del presidente de la república, quien en ese momento fue, el excelentísimo censurador de su ignorancia y hoy fiel maestro de Peña Nieto, Vicente Fox Quesada. Dándole al ex secretario de SSP el titulo de irresponsable en su administración, pues como supremo líder de aquella institución era su deber salvaguardar el orden, y a las televisoras se les dio el gran privilegio de hablar a quemarropa para explotar la imagen de Ebrard, como el “malo de la película”, o en este caso, de la “telenovela”.

Por ahora solo queda esperar a los próximos comicios, y las acciones que tomarán los postulados, mientras tanto, la izquierda perredista seguirá trabajando en su autocritica y de paso, podrá tener la posibilidad de ir seleccionando a su nuevo candidato, porque todo parece que AMLO ya no se las jugará con los partidos del MP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s