El repudio a la reforma laboral inundó avenida Alcalde

Fueron cerca de cuatro mil los asistentes a la marcha. Foto Arturo Campos Cedillo

Mauricio Ferrer.- Miles de personas, cuatro mil según los organizadores, marcharon ayer a lo largo de la avenida Alcalde con un solo grito: “¡No a la reforma laboral!”.

Pertenecientes a unas 80 organizaciones sindicales y sociales que integran el Frente Jalisco contra la Reforma Laboral, las miles de gargantas gritaron desde la glorieta de La Normal y Plaza Juárez, hasta llegar a la Plaza Liberación en el Centro de la ciudad, frente a Palacio de Gobierno y el Congreso del Estado.

Las expresiones mostradas durante el recorrido fueron de rechazo a la reforma impulsada por el panista Felipe Calderón Hinojosa y que ayer, con el aval del PAN, PRI y Verde Ecologista de México, fue aprobada en lo general en la comisión de Trabajo del Congreso de la Unión.

Sindicalizados, trabajadores, desempleados, jubilados, estudiantes y ninis, desfilaron poco después de las 16:30 horas. “¡Repudio total a la reforma laboral!”, fue la consigna que se escuchó durante todo el trayecto.

Con la reforma laboral, el salario mínimo se fraccionará en horas como sucede en Estados Unidos. Pero “no vivimos en Estados Unidos”, aclaraba una de las tantas pancartas que se asomaban sobre las cabezas de los manifestantes.

Acá, se gana en pesos. Y un salario, mínimo, no rebasa los 60; a lo mucho sería ganar ocho pesos por hora cuando el precio del transporte público es de seis pesos.

Este asunto es obra de las políticas neoliberales impuestas desde las instituciones bancarias, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sentenció Ángel Rodríguez, secretario general del Sindicato de Empleados Públicos del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SEPSIAPA).

“El origen de todo esto es el interés de las empresas y los políticos para explotar a los trabajadores”, añadió Rodríguez.

Consideró que la reforma laboral del Ejecutivo federal fue hecha en las cúpulas partidistas, empresariales y sin el consenso del trabajador. Lamentó además que las confederaciones y los grandes sindicatos han brillado por su ausencia en este tema.

Un muchacho con una máscara del presidente estadunidense Barack Obama, y una cartulina con frases en inglés, parecía reforzar la hipótesis del dirigente sindical.

En la Plaza Liberación, uno a uno de los diferentes dirigentes de sindicatos como la Central Unitaria de Trabajadores, la Asociación de Servidores Públicos de Confianza de Jalisco, el Sindicato Único del Colegio de Bachilleres o el Sindicato Zapopan, entre otros, describieron los escenarios que se esperan con la aprobación de la reforma.

Partieron de que el proyecto atenta contra los derechos laborales al modificar 243 artículos de la Ley Federal del Trabajo, adicionar 135 y derogar 41. Y de ahí para adelante: que el salario y las prestaciones se abaratarán, que el empleado no generará antigüedad y por lo tanto su jubiliación se verá amenazada, que los salarios caídos no podrán equivaler a lo de más de un año, que habrá una intromisión en la vida sindical, por mencionar algunos.

En la Plaza Liberación, Rodríguez y otros cientos, decidieron pernoctar y estar al pendiente de la aprobación de la reforma laboral, la cual, reconocen, es casi un hecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s