SEMARNAT evalúa conceder cambios de uso de suelo en zonas incendiadas del bosque El Nixticuil para megaproyecto inmobiliario.

 

 Zapopan, Jal; 18 de Octubre de 2012

Boletín de prensa:

SEMARNAT evalúa conceder cambios de uso de suelo en zonas incendiadas del bosque El Nixticuil para megaproyecto inmobiliario. 

*Reanudan el megaproyecto Mirasierra de Zapopan con Manifestación de Impacto Ambiental maquillada. 

Después de tres años, las empresas Consorcio GIG, Gómez Vázquez Aldana y Tierra y Armonía promoventes del proyecto Mirasierra vuelven (retiraron la primera en 2010 por la movilización social) con una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) maquillada y echa a modo, en la que, pese a las múltiples modificaciones y el uso de tecnicismos salidos todos del discurso neoliberal de la sustentabilidad, pretenden la invasión al bosque El Nixticuil.

En este “nuevo” documento que consta de cientos de páginas, la consultora ambiental Biosferazul, encubre la destrucción paulatina de un ecosistema tan importante como es el bosque El Nixticuil y la Sierra de San Esteban; la empresa que tiene experiencia en este tipo de trabajos deshonestos, en voz de su director general el biólogo Luis Osvaldo Toro Vaca, también se distinguió por su participación en la justificación de la contaminación de los mantos acuíferos de El Bajío con las descargas de aguas residuales provenientes del negocio de las Villas Panamericanas. Además hay que señalar que Patricia Fregoso, ex secretaria particular de la titular de la SEMADES, Martha Ruth del Toro Gaytán, forma parte también de Biosferazul y aún trabajaba como servidora publica en esa dependencia cuando la consultora y los fraccionadores ingresaron la segunda MIA para su evaluación.

Hoy como en 2009, el capital inmobiliario detrás de este megaproyecto de la mano de esta consultora ambiental, pretende obtener la anuencia de la SEMARNAT para cambiar el uso de suelo de 60 hectáreas de forestal a urbano, tanto dentro como fuera del ANP del Nixticuil, por supuesto, mintiendo al asegurar que “en el área del proyecto no se han presentado incendios” cuando en seis de las siete de las zonas para las que los empresarios han solicitado cambio de uso de suelo han sido incendiadas deliberadamente en por lo menos 21 ocasiones en los últimos ocho años (ver anexo).

Cabe mencionar que solo una etapa del proyecto (Etapa “C”), no tiene registro de incendio alguno, y esto tiene que ver con que dicho predio entro en litigio en 2004, después de que la familia propietaria del terreno se negó a venderlo. Sin embargo, en la MIA no se hace referencia a la situación legal del predio y se presenta esa área integrada al resto del proyecto. De acuerdo con esto, los promotores de Mirasierra incurrieron en una falta al presentar información falsa (incidencia de incendios) e incompleta (predios en litigio) según lo establecido en el artículo 36 del Reglamento de La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Evaluación del Impacto Ambiental.

Pero aunque según la Ley General de Desarrollo Forestal los incendios forestales suscitados en los terrenos que se pretenden urbanizar son motivo suficiente para que les sea negado el cambio de uso de suelo a los promoventes del proyecto al menos por 20 años, éste no es el único impedimento legal que existe para autorizar el uso de suelo urbano a los desarrolladores, pues de aprobarse éste, el bosque se verá severamente afectado por la disminución en la capacidad de captación de agua al acuífero pues sufrirá la devastación de por lo menos 400 hectáreas donde la infiltración de agua es Media-Alta o Alta. Aunado a esto, según los datos que proporciona la MIA, 1´987,694 m3 de agua al año serán extraídos de nueve pozos profundos; lo anterior es una clara violación al Área de Protección Hidrológica que es El Nixticuil, cuya integridad depende en gran medida de garantizar el respeto por el decreto estatal que así la ha catalogado; así, aunque esta figura de ANP no existe a nivel federal, SEMARNAT, como instancia máxima en materia ambiental del país, debe también sujetarse al cumplimiento de dicho decreto.

Es necesario también recordar que los promoventes de este proyecto ecocida tienen vínculos con los dos ex alcaldes de Zapopan: nexos políticos con Héctor Vielma (Raymundo Gómez Flores dueño del Consorcio GIG), y familiares con Juan Sánchez Aldana (Paniagua Sánchez Aldana y Sánchez Aldana Velasco), por lo que, de aprobarse el cambio de uso de suelo para Mirasierra, los titulares de SEMARNAT, además de violentar toda normatividad ambiental, estarían evidentemente respaldando estos intereses.

Por todo lo antes expuesto, EXIGIMOS públicamente a la SEMARNAT, que dé cumplimiento a la normatividad ambiental vigente, y emita una resolución negativa para los cambios de uso de suelo solicitados por los promoventes del megaproyecto Mirasierra de Zapopan, pues de otra manera antepondría el interés del gran capital y la clase política al respeto a uno de los últimos bosques cercanos a la ciudad. Ecosistemas del Bosque el Nixticuil y al Decreto de Protección del BENSEDI como Área de Protección de Recursos Naturales y de Protección Hidrológica.

Comité Salvabosque

*en defensa del bosque El Nixticuil*

________________________________________________________

Tel. 15 61 99 65

salvabosquetigre2@yahoo.com.mx

Para ver Anexos y Boletín en PDF, da click aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s