Intento de desalojo de rancho en Chiapas deja 27 lesionados

· El predio, propiedad de pintora de EU, fue tomado hace 2 semanas por 400 indígenas
· Tras intercambio de policías e invasores retenidos, se acuerda una mesa de diálogo para mañana

El intento por desalojar a más de 400 indígenas que mantenían tomado el rancho El Elar –propiedad de la pintora estadunidense Flora Edward–, en San Cristóbal de las Casas, dejó saldo de 26 policías lesionados · Foto Elio Henríquez
Elio Henríquez
La Jornada.- San Cristóbal de Las Casas, Chis., 20 de octubre. Un funcionario estatal y 26 policías lesionados –seis de ellos de gravedad– dejó un frustrado operativo de desalojo del rancho El Elar, propiedad de nueve hectáreas de la pintora estadunidense Flora Edward y de sus dos hijos mexicanos, el cual fue tomado el pasado 5 de este mes en las afueras de esta ciudad por más de 400 indígenas, informaron fuentes gubernamentales.
A las 6 horas alrededor de 500 policías, entre estatales y municipales de San Cristóbal de las Casas, intentaron ingresar en la propiedad pero fueron repelidos por cientos de indígenas armados con palos, resorteras y piedras.
Los indígenas, muchos encapuchados, también lanzaron cohetes y morteros a lo que la fuerza pública, que se replegó unos cien metros, respondió con gases lacrimógenos.
Durante el enfrentamiento, la policía detuvo a dos invasores. Éstos a su vez retuvieron a seis policías y los trasladaron al casco del rancho, donde fueron desnudados y golpeados. Asimismo, los indígenas se apoderaron de sus escudos, rodilleras y otros equipos y luego los mostraban retadores cuando se terminó el enfrentamiento.
Yo le metí un palo en la boca a un policía y cuando se lo quería sacar se lo metía más, presumía uno de los indígenas después del zafarrancho.
Durante más de dos horas los policías y los indígenas, quienes lanzaban insultos, sobre todo en contra del alcalde priísta Francisco Martínez Pedrero, y retaban a los uniformados, estuvieron a una distancia de cien metros, mientras funcionarios estatales intentaban dialogar con los líderes de los invasores.
A las 9 horas, Néstor Escobar Roque, titular de la Fiscalía Especializada en Atención a Grupos Sensibles, Vulnerables y en Contra de la Discriminación, quien junto con el comandante Juan Manuel Calvo Martínez dirigió el operativo, pidió a la fuerza pública retirarse porque se había acordado el intercambio de retenidos y el traslado de los lesionados a un hospital.
Primero fueron liberados los dos indígenas y antes de las 10 horas ingresaron varias ambulancias y sacaron a los agentes golpeados, en medio de insultos de los indígenas que los tenían en su poder.
Florentino Pérez, operador de la Secretaría de Gobierno, fue agredido cuando intentaba ingresar en una unidad de Protección Civil supuestamente para redactar los acuerdos y escurriendo sangre en la cara fue corrido.
El último de los policías, quien permanecía inmóvil en el suelo después de la golpiza, fue sacado pasadas las 10 horas porque los invasores no permitían el ingreso de la ambulancia. Cuando se dieron cuenta de que los reporteros le tomaban fotografías, le colocaron encima una camisola de la policía municipal, pues insistían en responsabilizar al alcalde, aunque una fuente de Protección Civil aseguró que se trataba de un agente estatal.

No se irán del rancho; la gente indígena es resistente 

Uno de los dirigentes de los invasores, que se cubría el rostro con pasamontañas, aseguró que no saldrán del rancho y culpó del operativo al secretario de Gobierno, Noé Castañón. Aquí la gente indígena es resistente y ya no se va a dejar, aseveró.

Alas 10 horas, Escobar Roque ya estaba reunido con los dirigentes de los indígenas en el casco del rancho, con quienes se acordó una reunión para la tarde de este sábado en San Cristóbal, con la finalidad de dar seguimiento al problema de la invasión.

En este encuentro al que asistió el procurador de justicia del estado, Raciel López Salazar y una comisión de los invasores se acordó esta noche la instalación de una mesa de diálogo para el próximo lunes a las 11 horas en Tuxtla Gutiérrez, así como la cancelación de órdenes de aprehensión contra los representantes de las siete organizaciones que mantienen ocupación en el rancho El Elar.

Policías estatales intentaron desalojar a alrededor de 400 indígenas invasores del predio El Elar, ubicado en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Tras un enfrentamiento, 26 uniformados resultaron heridos, seis de ellos de gravedad · Foto Elio Henríquez
-:-
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s