Sobre el programa Sin Filtro. Parte I

Carlos Delgadillo

Palabras Despiertas.- A pesar de que sus miembros han intentado deslindarse de él, lo cierto es que el programa Sin Filtro es una ventana a las entrañas del movimiento #Yosoy132, a sus contradicciones, divisiones internas y conflictos ideológicos.

El #Yosoy132 y el ITAM.

El #Yosoy132 surgió en la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México después de una visita del hoy presidente electo, Enrique Peña Nieto, el 11 de mayo. Los  videos de las protestas circularon en redes sociales y el fenómeno virtual obligó a que los dirigentes del PRI respondieran. Al haber sido tachados de porros y manipulados por varios personajes, entre ellos el presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, y el actual coordinador de la bancada de ese mismo partido en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, 131 jóvenes elaboraron una respuesta en video en la que mostraron sus rostros y credenciales escolares, intentando con ello probar que no eran porros sino estudiantes, que tenían la valentía para decir sus nombres con apellidos.

            Los jóvenes comenzaron a recibir un apoyo inusitado en internet. El movimiento comenzó a tomar forma, pero desde un inicio se notó una división en él que ha resultado una grieta fatal que ya lo ha debilitado, le ha dado armas a sus enemigos e incluso podría conducir a su disolución. Esa división es, esencialmente, un división de clase.

En la primera edición del programa Sin Filtro participaron varios jóvenes estudiantes del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), prestigiosa institución privada donde se han formado varias generaciones de líderes mexicanos, como el actual titular del Ejecutivo Federal, Felipe Calderón; el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré; el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens; el actual senador y ex secretario de Hacienda Ernesto Cordero y el ex secretario de Educación Pública Alonso Lujambio, recién fallecido. Esta línea de líderes y altos funcionarios egresados del ITAM se prolongará con la llegada de Peña Nieto al poder.

El ex gobernador del Estado de México no estudió en el ITAM, es egresado de la Universidad Panamericana, pero su brazo derecho, Luis Videgaray Caso, sí es un itamita egresado de la licenciatura en Economía. Asimismo, el ex secretario de Hacienda durante la administración de Carlos Salinas y hoy personaje muy cercano a Peña Nieto, Pedro Aspe, estudió Economía en el ITAM. Esa institución relativamente pequeña (tiene sólo 4300 estudiantes) es un auténtico semillero de funcionarios del más alto nivel. Compárese con la Universidad Nacional Autónoma de México, que tiene más de 300 mil alumnos, 180 mil en licenciatura. El ITAM es un centro de formación de una élite a la que se ingresa por capacidad intelectual y financiera. Como en la China imperial, México tiene en el ITAM un centro para la formación de sus mandarines neoliberales.

Los jóvenes de Sin Filtro.

            Del ITAM es profesor Genaro Lozano, conductor del programa Sin Filtro. Estudiante de esa misma institución, ex miembro del movimiento #Yosoy132 y ahora colaboradora del mismo programa es la joven Gisela Pérez de Acha, quien publicó hace un par de semanas un artículo revelador acerca de las divisiones ideológicas y políticas en el movimiento #Yosoy132. Por supuesto, ella no se refiere a las divisiones económicas, que quizá le quedan veladas por su formación ideológica liberal, en la que la sociedad no está formada por clases sino por individuos que deben unirse en el marco de una igualitaria sociedad civil.

            En su artículo, que comentaremos ampliamente, describe Pérez de Acha una originaria escisión ideológica en el movimiento #Yosoy132. Por un lado estarían los que ella califica como “los activos” (a los que pertenecía la célula del ITAM) y por el otro los que califica como “la masa” (que identifica como miembros de la UNAM):

            Al bloque al que pertenecía mi escuela, el ITAM, lo voy a llamar el bloque de “los activos”. En mi percepción, todas las actividades sustanciales del movimiento salieron por la coordinación de este grupo de personas. Se lanzaron al campo de batalla a entablar una guerra en contra de los medios de comunicación con propuestas concretas, y además, eran los que coordinaban la agenda de medios y los únicos que daban la cara y salían en entrevistas.

(…)

Por otro lado, estaba el bloque que llamaré “los de masa”, porque en mi concepto eran aquel componente masivo del movimiento, la convocatoria estruendosa y colorida que llenó las calles estas elecciones. Este bloque era  liderado por un grupo reaccionario de izquierda conocido como los “ultras”. Se denominan así porque son colectivos de ultra izquierda cuyo campo de acción es la UNAM, no como territorio educativo sino como territorio político. Sus prácticas asambleístas, cultivadas desde el 99 ejercieron un fuerte liderazgo y mataron cualquier teoría o ilusión con la que pudo haber llegado el bloque de “los activos”.  Este bloque estaba conformado principalmente por las Facultades de la UNAM de Ciencias, Ciencias Políticas y Filosofía.

La joven Gisela Pérez es consciente de la división básica en el movimiento #Yosoy132, que ella relaciona con los centros de estudio de donde provienen los miembros. Explícitamente atribuye al ITAM todo lo que ella considera positivo y “activo”, dejando a la UNAM todo lo que considera anquilosado y negativo. Según su concepción, la gente del ITAM sería el cerebro del #Yosoy132 y la gente de la UNAM sería un componente de “masa”, de tendencia radical.

            La joven itamita no penetra en su análisis más allá del origen académico. Parte de los efectos superficiales que ella apreció en el movimiento #Yosoy132 y sólo llega a la dermis universitaria. No es capaz de descubrir la división en la posición de clase, es decir, en la pertenencia a distintas clases sociales en pugna. Si lo pudiera hacer, quizá podría ella explicarse mejor la política de alianzas que impulsaron “los de masa”:

El bloque de “los de masa” fueron quienes precisamente abrieron la puerta a Atenco y a al SME, quienes a pesar de no tener derecho de voto en las asambleas, sí tenían derecho de voz, y gozaron de ciertas concesiones políticas importantes.

Si los jóvenes de la UNAM buscaron vincularse con el Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) fue porque comprendieron que si se trataba de constituir un frente de lucha social auténtico, tenía que buscarse el nexo con las organizaciones que están en la vanguardia de la lucha popular. Pero macheteros, obreros, electricistas y maestros no son un componente social que los estudiantes del ITAM puedan ver como cercanos, pues pertenecen a una clase social distinta (y enemiga).

            Gisela Pérez de Acha considera que el movimiento #Yosoy132 está condenado, acabado, y la culpa es, precisamente, de los enemigos internos que ella reconoce en los “ultras” y “los de masa”:

La esquizofrenia y el conglomerado de #YoSoy132 se explica por la colisión entre estos dos grupos, dentro de los cuales “los de masa” salieron triunfadores.

(…)

#YoSoy132 implotó, como si no tuviera otro destino. Ojalá al final permanezca esa energía, esa tendencia y esa identidad (http://bit.ly/QlJhR8).

            Hasta aquí lo referente a Pérez de Acha. Además de ella y del conductor itamita Genaro Lozano, tenemos en el programa Sin Filtro al joven Antonio Attolini, otro estudiante del ITAM. Él ha sido blanco de multitud de ataques en redes sociales debido a su decisión de integrarse a Televisa. Al igual que su compañera Gisela Pérez, Attolini es un ex miembro del #Yosoy132. No es claro si fue expulsado o decidió retirarse. Cuando se dio a conocer que participaría en Sin Filtro, la asamblea local del ITAM, de la que era miembro el joven Attolini, emitió un comunicado en la que lo trata como miembro, pero le reprocha no haber asistido a las asambleas desde el mes de agosto. En la primera emisión del polémico programa de Foro TV, Attolini declaró que su asamblea local lo había expulsado.

Attolini ha logrado posicionarse en la opinión pública gracias, primero, a una entrevista que le concedió Carlos Loret de Mola el 4 de julio y en la que se presentó como vocero de la asamblea local del ITAM. Desde el mes de agosto, mismo mes en el que sus compañeros señalan que dejó de asistir a las asambleas, publica colaboraciones en el portal ADN Político. Ahora, además, tiene participación en el programa dominical de Televisa. Como el caso de Attolini ha recibido mucha atención, me limitaré a citar el texto de la asamblea local del ITAM en la que sus miembros se deslindan del joven:

Es importante reiterar que en ningún momento Antonio fue líder de la asamblea local #YoSoy132ITAM ni del movimiento, y denunciar que esto fue una imagen construida por los medios de comunicación. Su figura desde un inicio fue mediática, no orgánica. 

(…)

 La asamblea local del ITAM participa en la de democratización de medios, en la de migración y en la de reforma política. Hemos marchado, asistido a nutridos y apasionantes debates, organizado foros y denunciado problemas nacionales junto con muchas otras asambleas. Antonio no ha participado en estas mesas, ni en ninguna otra. Conociendo esto es fácil concluir que ni el movimiento #YoSoy132, ni la asamblea local del ITAM, se verán afectados operativamente, ya que Antonio Attolini, a pesar de haber brillado en las cámaras, al interior brilló por su ausencia real (http://bitly.com/RYy7m2).

             Hasta aquí lo referente a Antonio Attolini. Otro estudiante del ITAM que participa en el programa es Marco Vinicio Bárcena, un ex miembro del movimiento #Yosoy132 mucho menos conocido que  ha destacado en ciertos ámbitos por sus exitosas participaciones en torneos internacionales de debate político.

¿Quiénes más participan en el programa Sin Filtro además de los cuatro itamitas mencionados (Lozano, Pérez de Acha, Bárcena y Attolini)? Se trata de estudiantes del Tecnológico de Monterrey, otra universidad privada: Daniela Higuera y Jorge Galván, quien abiertamente ha aceptado su militancia priista (de hecho en la primera emisión del programa llamó al PRI “su partido”). Cierra el equipo Jorge Pérez, estudiante del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), una pequeña institución pública que cuenta con apenas 400 alumnos.

¿Programa de apertura?

Pues bien, de los 7 jóvenes que participan en Sin Filtro 4 pertenecen al ITAM, dos al Tecnológico de Monterrey y uno al CIDE. No hay miembros del movimiento #Yosoy132. Este programa tampoco incluye estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México, la más importante de Iberoamérica. En mi opinión muy difícilmente puede sostenerse que Sin Filtro es un logro de la juventud  mexicana. A final de cuentas los que lo integran pertenecen a un estrato, el de los universitarios, y dentro de él, a una auténtica élite, la de los estudiantes de universidades privadas.

Viéndolo en perspectiva, Televisa reclutó a 3 renegados del movimiento #Yosoy132 que pertenecen al pequeño pero muy influyente ITAM, dos miembros del Tecnológico de Monterrey, uno de ellos militante del PRI, y un joven desconocido del minúsculo CIDE. El #Yosoy132 no tuvo espacio aquí, y tampoco las universidades públicas más importantes del país. Es decir, ideológicamente hubo una selección cuidadosa que impidió que se colaran al nuevo programa elementos “radicales” o de “masa”.

Sin Filtro no es el programa de la juventud mexicana, ni demuestra apertura, como sugirió el dueño de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, al tuitear lo siguiente el 25 de octubre:

Cuando abrimos, porque abrimos.. Cuando no abrimos, porque no abrimos.. Yo a favor de la apertura #SinFiltro (http://bitly.com/PSwSca)

De la misma manera, difícilmene podría yo concordar con León Krauze en el sentido de que:

Para mí no cabe duda: la existencia de un programa como Sin Filtro es un triunfo histórico de los universitarios en su relación con el gigante televisivo mexicano. (http://bitly.com/Ptd7rD)

Tales opiniones parecen más auto elogios y justificaciones que juicios objetivos acerca del programa en cuestión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s