EZLN: 29 Años y la lucha sigue…

Ángel Román Real

      Palabras Despiertas.- El 17 de noviembre de 1983 en un rincón olvidado del sureste mexicano, la voz de los oprimidos rompió el silencio que por más de cinco siglos la voz colonial había impuesto, mujeres y hombres con la dignidad rebelde dijeron: ¡ya basta! Nunca más un México y un mundo sin nosotros: los de abajo; los explotados; los marginados: los nadie.

    Nunca más un  mundo de injusticias, de guerras, violencia y discriminación, no queremos más un mundo dominado por el dinero; un mundo de multimillonarios y donde mil millones de personas viven y mueren de hambre; una humanidad colmada de  miseria, desdicha y desigualdad; un mundo donde la explotación es una constante que hace cada vez más aguda la violencia estructural –por eso- buscamos crear un nuevo mundo, un mundo distinto … imaginando un mundo diferente, actuando de un modo diverso, es como convocamos a ese mundo.

    Hace 29 años que “el movimiento  -de los indignados- [(zapatista)] empezó en la lacandona” (P. Gonzales Casanova) “un movimiento que no solo lucha por defender los derechos de los pueblos indios, sino por la emancipación de los seres humanos” (Immanuel Wallerstein) un movimiento que va en contra y más allá de ideologías, partidos y epítetos reduccionistas que nutren  la lógica del capital, una lógica que se opone a la dignidad humana y donde “conservarla”  constituye una lucha férrea. “La dignidad es rechazar y crear, es el rechazo a hacer el capitalismo y es la creación de un nuevo mundo” (Gustavo Esteva) distinto, donde existan nuevas formas de relacionarse  y de hacer la vida.

     El Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)  prorrumpió la lógica del capital rechazando el yugo y el flagelo que por más de quinientos años ha sometido a los pueblos indígenas. Ya son 29 años y la lucha sigue, 29 años de caminar-construyendo un nuevo mundo, un mundo distinto al que nos han impuesto, pero este camino no ha sido fácil, ha sido un camino lleno acosos y represión por parte del mal gobierno y de los que no quieren que forjen su autonomía. El resistir -para vivir- ha sido el único camino que han encontrado los hacedores del nuevo mundo, la resistencia es un lugar donde se hace lo que se quiere sin  pedir permiso a nadie, no hay tiempos ni horarios para resistir, trabajando y resistiendo es como se vive.

    La lucha zapatista ha reivindicado  la forma de percibir la  revolución del siglo XXI, la revolución contemporánea ya no puede ser entendida como el estado bélico donde la efusión de sangre y la presencia de revolucionarios caídos era determinante. Hoy la revolución es, y debe ser pacífica y silenciosa, debe entenderse como la acción cotidiana de hombres y mujeres que posibilitan la instauración de nuevas formas de vida, que hacen posible lo que el capitalismo había hecho parecer imposible.

     A 29 años del nacimiento del EZLN, los zapatistas siguen luchando para que este mundo nuevo sea posible, resistiendo los  acosos del mal gobierno, ellos siguen firmes y seguros, porque “la base de apoyo zapatista no llora, vuelven a trabajar para resistir y vivir”

*Con solidaridad a las bases de apoyo zapatista. “No somos de izquierda ni de derecha, somos de abajo y construimos un nuevo mundo, sin ver hacia arriba”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s