¿Medios Incómodos?

“Los grandes medios de comunicación parecen empeñados en presentar la imagen de un mundo virtual, creado a imagen y semejanza de lo que el proceso de globalización requiere. En ese sentido, el mundo de la noticia moderna solo es el mundo de lo que le acontece a la gente importante; a los VIPs. Su cotidianidad sí es la que importa; si se casan, si se divorcian, si comen, si se visten, si se desvisten, de las grandes estrellas de cine, de los grandes políticos. El común de la gente solo aparece en los medios de comunicación en el momento en el que mata o en el que es muerto. Para los grandes medios de comunicación, para el poder neoliberal en el mundo, los otros, los excluidos solo existen cuando están muertos o, cuando están en la cárcel o son perseguidos.”

Sub Comandante Marcos

Editorial 1 de Enero, 2012

Libertad y Concordia.- Luego de un año y un mes de iniciarse este proyecto, Palabras Despiertas (ahora Libertad y Concordia). Luego de un trabajo que se fue llenando con el tiempo, con la crítica y con las colaboraciones; este proyecto expresa algunas preguntas sobre el caminar la comunicación que nos preguntamos, preguntamos y, ¿nos afirmamos? en este momento:

Los medios de comunicación sirven para informar a la población de los sucesos más importantes y de interés público. Para mantener en comunicación a las diferentes regiones, pueblos, colonias, naciones y culturas de sucesos que los mismos creen y ven como trascendentales.

Los medios de comunicación son una herramienta de intercambio de visiones de la realidad, de expresión, de opiniones en torno a lo público, a lo colectivo. Son una herramienta para generar debate político, coyuntural, temporal y atemporal de la realidad que se vive desde lo local y nacional. Para trasladar la voz, sentir y vivir de una persona y un pueblo al resto de los pueblos y personas. Son una herramienta para encontrarnos y hacer eco de tantas pequeñas realidades que, simultáneamente, se desarrollan en un territorio. Son una herramienta de transformación, de resistencia, de revuelta y rebeldía.

Un medio de comunicación resiste y se revela cuando deja de resonar la palabra de los poderosos, al dejar de contribuir con su poder. Un medio de comunicación resiste cuando no es negocio pero sí es profesional y comprometido. Cuando no es sensacionalista y no objetiza al sujeto.

Un medio de comunicación no es completamente libre de hacer y decir lo que sea; la palabra alberga en sí misma una gran importancia para lo colectivo y cada palabra escrita, dicha o dibujada es una palabra por la que alguien se hace o se hará responsable. La palabra tiene un alcance inimaginable, puede detonar, tejer, transformar y resonar miles de posibilidades pero también, puede destruirlas. La palabra es ligera y de un gran peso a la vez. Indudablemente, la palabra destruye y construye al mismo tiempo. La palabra, la comunicación y los medios destruyen el silencio, sin embargo los silencios también construyen palabras y comunicación.

De aquí que los medios no estamos aislados, no fabricamos un producto sino que somos el intermediario entre una persona y otro, entre un pueblo y otro, no es unidireccional. Esta intermediación ha creado a grandes tiranos y ha, incluso, destruido esa comunicación.

La comunicación surge por y desde las personas y es por y desde ellas que trabajamos los medios. ¿Entendemos a los medios como herramientas sometidas, de alguna forma, a las personas y pueblos? los medios de comunicación, ante todo, debemos de conservar nuestra capacidad de ser críticos y auto-críticos, no solo para el capital sino que también, para con nosotros mismos y los pueblos, personas y organizaciones con quienes trabajemos.

Dentro de este luchar y resistir contra el capital y la dominación, dentro de este luchar por otra comunicación es importante construir otra forma de narrar, desde lo editorial, rompiendo nuestros propios cercos del auto consumo de información y así, construir ruptura y detener la invasión de la perspectiva capitalista del mundo.

Pero también, es importante construir otra forma de hacer comunicación desde lo organizativo. ¿De qué otro modo sino es con la autonomía, sino es rompiendo con las relaciones de sometimiento? Construir autonomía es no ser financiados sino que auto-financiarse, es no hacer eco al poder sino que construir otro eco, tener pues, autonomía de contenidos. Es no suplantar las voces ni censurar la verdad o testimonio por ser incómodo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s