Colombia: Mientras se habla de paz nuestros compañeros son perseguidos y agredidos


Zonas Humanitarias Nueva Esperanza en Dios y Nueva Vida

Libertad y Concordia.- Nuestras comunidades finalizaron el año con grandes preocupaciones; mientras se habla de paz en nuestro país, miembros de nuestras comunidades son perseguidos y agredidos por la estructura paramilitar que opera en Turbo y sobre el Río Atrato y nuestra propuesta de Zonas Humanitarias ha sido violentada una vez más por parte del batallón de selva No 54 adscrito a la brigada XVII del ejército.

Es así que, el pasado 22 de diciembre nuestro compañero MARCOS VELAZCO después de participar en el foro agrario realizado en Bogotá entre el 17 y 19 de diciembre, fue agredido por paramilitares en el municipio de Turbo. MARCOS tomó una moto-taxi y fue arrojado en un lugar llamado Las Yuquitas donde quedó inconsciente y sin heridas de gravedad. Solo le fueron hurtados documentos correspondientes a las actividades que él realiza como delegado de nuestra asociación.

El pasado lunes 24 de diciembre, a las 11:30 pm alrededor de 15 unidades militares del batallón de selva No 54, adscritos a la brigada XVII ingresaron a nuestra zona humanitaria Nueva Esperanza en Dios, mientras que nos encontrábamos celebrando la fiesta de navidad, uno de nuestros jóvenes que notó de la presencia su fue encañonado con un fusil por uno de los militares y éste le pregunta si ese lugar es una comunidad de paz y el joven le responde “si, nueva esperanza en Dios”, inmediatamente sale corriendo a dar aviso al resto de su comunidad y cuando regresaron varios de los hermanos y hermanas ya se habían retirado, dejando afectado un yucal que se encuentra dentro de nuestro espacio humanitario.

El día martes 25 de diciembre, a las 9:30 am más de 50 efectivos del ejército ingresaron a la comunidad de Bijao Cacarica, rodeando el caserío. Los militares desatendieron la exigencia de sus pobladores de alejarse de la población civil. Este hecho causó terror puesto que, nuestros hermanos y hermanas recordaron lo vivido en 1997 cuando los militares y paramilitares entraron a generar el desplazamiento.

Queremos en esta oportunidad también mandar a los humanos del mundo un saludo fraterno de nuevo año. Que en este 2013 el Dios que es padre y madre de la vida les colme de bendiciones y sea quien oriente el camino para concretar los sueños y metas trazadas. Deseamos que este nuevo de lucha y resistencia que inicia nos llenemos de ánimo y fortaleza ante el mal que nos asecha, ante este sistema criminal que quiere quitarnos la vida y la tierra, que sea un año donde se fortalezcan nuestros lazos de hermandad y de unidad en la búsqueda de la verdad y de la justicia, donde sigamos construyendo nuestras propuestas que conlleven a la tan anheladas paz con la que tanto soñamos.

 Tomado del portal de Prensa Rural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s