Tiempos sombríos y luminosos

Ángel Román Real

Libertad y Concordia.- Cuando tomas un velero, y decides navegar por el mar virtual del internet tratando de conocer como se desenvuelve el mundo en estos tiempos -tempestuosos-, es posible que te topes con noticias que te indignen y te hagan exclamar ¡En que puto mundo vivo! Cuando te enteras que en Haití a raíz del terremoto del 2012 niñas entre ocho y diez años tienen que prostituirse para poder comprar agua y alimentos que les permitan sobrevivir. Que en el África las jóvenes vírgenes –y hasta niñas de pocos meses de edad- son ultrajadas sexualmente porque algunos chamanes han hecho creer que teniendo sexo con vírgenes es posible quitar el SIDA. Que en Coicoyán de las Flores, comunidad localizada a ocho horas de la ciudad de Oaxaca, las personas están muriendo -literalmente- de hambre a causa de la pobreza extrema en la que viven. Que el pueblo zapoteca de Álvaro Obregón que defiende su territorio es brutalmente atacado y reprimido por la policía estatal de Oaxaca por órdenes de la empresa española Mareña Renovables quien los quiere despojar de su territorio para construir un parque eólico. Que indígenas zapatistas son encarcelados por el mal gobierno (PRI, PAN, PRD, PT, MC, PVEM) solo por defender su vida, su resistencia y su dignidad. Te enteras que la guerra que actualmente sostiene Siria e Israel ha cobrado sesenta mil vidas a casi dos años de que inicio esta, y que calderón dejo ochenta y ocho mil trescientos sesenta y un muertos en el sexenio. Que en México se pierden al año alrededor de quinientas mil hectáreas de bosques y selvas, y que en el mundo desaparecen catorce punto dos millones de hectáreas a causa de la deforestación.

Te percatas que el mundo está cundido de sangre y muerte, que la humanidad ha colapsado, que “el despojo y la destrucción territorial, patrimonial, soberana, productiva, civilizatoria, son tan cotidianos que uno no sabe si reír, llorar o ponerse a rezar: tres acciones fundamentalmente inútiles” (H. Bellinghausen) en un mundo sombrío, insensible y escurridizo como el de hoy, donde nada perdura, todo es fugaz y monetizado por el capital, donde la sombra de la avaricia del poder y del dinero tratan de obscurecer lo que aun se mantiene con luz y vida.

Esa luz que aun irradia y que -hoy- se ha multiplicado, ha hecho que la esperanza de tener nuevamente un mundo luminoso resurja. Un mundo el cual quepan muchos otros mundos y donde todo sea para todos y nada para unos. Un mundo donde el poder ya no esté arriba, sino abajo, con la gente, con aquellos que tienen el poder de decir “no” pero también de decir “si”. Con aquellos que rechazan, pero que también construyen. Con aquellos que se mueven como luciérnagas sobre el pantano iluminando la obscuridad que impone el sistema.

Son esas luces sobre el pantano las que dan luminosidad a las sombras de la decadencia, son las sociedades en movimiento las “que ponen en marcha a la sociedad… cuando esta comienza a moverse” (Raquel Gutiérrez), son las dignidades las que se tejen y resisten cuando la oscuridad se hace presente. Es la rebeldía y el deseo de vivir en un mundo propio lo que hace luchar contra la opacidad del mundo. Es la indignación lo que crea movimientos antisistémicos, levantamientos, insurrecciones y resistencias que están atravesando la región y el mundo entero. “Movimientos luciérnaga” que alumbran los senderos que obscurece el capital.

Son tiempos sombríos y luminosos, donde hay vida y muerte, esperanza e incertidumbre, gritos y silencio, rebeldía y sumisión, hay noche y hay día, como luna y sol, pero lo más importante de estos tiempos tempestuosos es que la gente lucha, con el corazón.

*En apoyo a los compas de Álvaro Obregón. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s