Boletín de prensa: Gobierno de Zapopan desconoce decreto de protección del bosque El Nixticuil.

530826_279704085489356_1846360439_n

Zapopan, Jal. 25 de febrero de 2013

*Aseguran que no habrá construcciones dentro del BENSEDI sin conocer las áreas que están dentro del área natural protegida.

Después de hacer pública nuestra exigencia de que el presidente de Zapopan, Héctor Robles Peiro y el delegado de la PROFEPA Jalisco José Manuel Galindo Jaramillo se presentaran en el bosque El Nixticuil para dar respuesta a diversos cuestionamientos relacionados con la reciente invasión del Área Natural Protegida (ANP) en los que se removió suelo, se destruyó una cerca perimetral, una reforestación comunitaria y 20 árboles nativos del bosque por maquinaria pesada enviada por el municipio.

La cita a la que se les convocó tuvo lugar el pasado viernes al medio día en el área devastada. La convocatoria originada por este grave asunto no fue atendida por el delegado de PROFEPA debido a “cuestiones de agenda”. El alcalde Héctor Robles Peiro tampoco no acudió a la reunión, en su representación envió a un grupo de funcionarios escoltados por una patrulla de policía, encabezados por el director de Atención Ciudadana Félix Galarza y el arquitecto Carlos Peña de Obras públicas, entre otros.

A través de un oficio, Robles Peiro mandó informar que “hasta la fecha no ha realizado autorización alguna en cuanto a obras deportivas y de ninguna índole en el área Natural Protegida del bosque El Nixticuil”, lo cual fue tajantemente reiterado por Félix Galarza, quien en un inicio (sin prueba o argumento alguno) se atrevió a afirmar que la zona intervenida por el ayuntamiento no está dentro del ANP. Posteriormente, los funcionarios fueron cuestionados y se les demostró con un mapa oficial del Plan de manejo del ANP que la zona forma parte del decreto de protección, sin embargo, estos se rehusaron a admitirlo públicamente poniendo en duda la validez de los propios estudios justificativos avalados por el gobierno del Estado en 2007.

Después de que su desinformación quedó evidenciada, terminaron admitiendo que desconocen por completo el decreto de protección del Nixticuil, el plan de manejo, es decir, que no saben si el área que estaban pisando es área protegida o no. Aunado a esto, los emisarios del alcalde no tardaron en contradecirse diciendo que lo que se hizo fue “recuperar un espacio público” y lo que se pretende es sembrar árboles para convertirlo en un “área verde”, lo cual es ridículo pues derribaron al menos 200, aunque también negaron haberlo hecho.

Es necesario señalar que aunque el director de Ecología, Miguel Prado Aguilar se encontraba a escasos 200 metros del área en la que se hizo la reunión, no se acercó para dar una explicación sobre las supuestas acciones de reforestación que, según la explicación incoherente de Galarza, pretenden ser realizadas por arquitectos y maquinaras de Obras públicas después de que han llevado a cabo acciones urbanísticas.

Es importante insistir en que las actividades urbanísticas que se realizaron en esta Zona de Recuperación del ANP, es un delito federal en el que el Ayuntamiento de Zapopan incurrió. La tala, el derribo de los 200 árboles y la remoción del suelo (ya que el ecosistema boscoso no lo constituyen solo los árboles) aunado a la destrucción de una cerca de delimitación que su misma Dirección de Ecología colocó, es la forma en la que Robles Peiro expresa el cuidado por el patrimonio natural del municipio.

Comité Salvabosque
En defensa del bosque El Nixticuil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s