!Los ríos, el Agua y la Vida no se venden, se Defienden!

Organización de la Sociedad Civil las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires Acteal
Acteal, Ch’enalvo’, Chiapas, México.
14 de marzo del 2013

 

A todas las Organizaciones Sociales y Políticas
A todos los Defensores y Defensoras de Derechos Humanos
A los Defensores y defensoras de la Madre Naturaleza
A los Medios Libres y Alternativos
A la prensa Nacional e Internacional
A la Otra Campaña y
A la Opinión Pública
En este Día Internacional de Acción contra las Presas y por los Ríos, el Agua y la Vida, la organización Sociedad Civil Las Abejas, hacemos una manifestación dando a conocer a los habitantes desde la cabecera del municipio oficial de Ch’enalvo’ hasta Acteal, por el rechazo a las presas que afectan a la madre naturaleza y a la vida.
¿Por qué no queremos presas, por qué defendemos los ríos, por qué protegemos el agua, y por qué pedimos el respeto a la vida?
No queremos las presas porque sus consecuencias son devastadoras hacia la madre tierra y a la vida del ser humano. Nosotros los hombres y mujeres tsotsiles, descendientes de los primeros pobladores de estas tierras antes de la colonización, y nuestros abuelos y abuelas nos heredaron las tierras para trabajarlas, pero también para cuidarlas. Somos los y las guardianes de la madre tierra. Somos las y los encargados de vigilar que exista equilibrio y armonía entre la naturaleza y el ser humano. Sin embargo, los proyectos hidroeléctricos y demás megaproyectos neoliberales no traen equilibrio ni armonía con la madre tierra, al contrario destruye y trae muerte. Porque no conocemos ningún ejemplo de alguna comunidad que haya sido reparada adecuadamente y que actualmente tenga el prometido “desarrollo”, viviendo en mejores condiciones que antes de que se construyera la presa.
Queremos subrayar que las presas no son necesidades de nosotros los pueblos originarios. Las presas son jugosos negocios de unas pocas personas que sólo ambicionan el dinero y que quieren ser ricos cada día, pero, a costa de los pobres y sin importar sus consecuencias económicos, políticos, culturales y ambientales. Para las empresas neoliberales, no les importa violar derechos humanos de las mujeres, hombres, ancianos y ancianas y de niños y niñas de pueblos originarios. Para la armonía y el equilibrio de la naturaleza es ilógico y absurdo que un “desarrollo” destruya la madre tierra y la vida.
Nosotros Las Abejas nunca vamos a dejar de luchar por la vida y contra la construcción de presas. Si los pueblos decimos !NO! a los megaproyectos; que se respeta esa decisión. No permitiremos más proyectos neoliberales en nuestros territorios, ni aquí en Chiapas ni en otra parte de México y de otros países de Latinoamérica.
Ha llegado la hora de nosotros los pueblos, si los malos gobiernos no nos escuchan, encontrarán nuestra RESISTENCIA.
El gobierno mexicano sabe que antes de que se construya un megaproyecto en un territorio indígena debe primero consultarnos si estamos de acuerdo o no al respecto, así establece: el Artículo15 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) 1. Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse especialmente. …los gobiernos deberán establecer o mantener procedimientos con miras a consultar a los pueblos interesados, a fin de determinar si los intereses de esos pueblos serían perjudicados, y en qué medida, antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los recursos existentes en sus tierras. También la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas en su Artículo 10, dice al pie de la letra, Los pueblos indígenas no serán desplazados por la fuerza de sus tierras o territorios. No se procederá a ningún traslado sin el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas interesados, ni sin un acuerdo previo sobre una indemnización justa y equitativa y, siempre que sea posible, la opción del regreso.
Razones de nuestro rechazo a las presas y demás megaproyectos nos sobran y existen varios instrumentos y tratados internacionales que nos avalan a los pueblos originarios de defender nuestro territorio y sus recursos naturales, pero, cínicamente los malos gobiernos de México y de otros países neoliberales pisotean esos convenios, a pesar de que ellos mismos hayan firmado y ratificado dichos documentos. Está muy claro que los gobiernos no van a defender las leyes y los tratados, porque “gobiernan” bajo la subordinación de las empresas trasnacionales neoliberales de la muerte. Si queremos que siga el curso de la armonía y el equilibrio de la madre naturaleza tenemos que resistir y luchar sus hijas e hijos que somos nosotros, contra el neoliberalismo.
Nuestra manifestación de este día no es contra una persona, no molestamos a nadie, no agredimos, no manipulamos como hace el mal gobierno y los partidos políticos. Nuestras acciones se sustentan en la lucha no violenta y es totalmente pacífica. Estos tipos de proyectos hace que entre hermanos y hermanas indígenas nos peleemos. Porque la política estratégica de los malos gobernantes y de las empresas trasnacionales, es dividir a las comunidades, crear confusión entre hermanos y criminalizar nuestras justas luchas. Aquí es donde queremos decirles a nuestros hermanos y hermanas que todavía no están organizados; que se den cuenta, que no se dejen engañar y manipular por discursos demagógicos y de migajas que sólo se burlan de la pobreza de la gente pobre. Nuestra lucha no es sólo por nosotros, sino, por toda la gente que es humilde, oprimido y pobre.
Hoy no sólo rechazamos la construcción de presas y demás megaproyectos, sino, también por las alta tarifas de la energía eléctrica. Nosotros Las Abejas desde hace varios años acordamos no pagarle nada a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) del uso de la energía eléctrica, porque históricamente nos han robado, nos han saqueado nuestros recursos naturales. Nuestro estado de Chiapas es la principal fuente más importante de energía eléctrica en el país y para el colmo sus habitantes o sea nosotros, no gozamos de buen servicio ni de calidad y sobre todo la CFE, no nos respeta.
Otro dato que queremos que sepa la gente que cree que lo que decimos y hacemos no tiene sentido; ¿por qué las empresas como el grupo Salinas (Elektra, Coppel) y otras empresas amigas del mal gobierno y de la CFE no pagan luz?. Pero, cuando nosotros los del pueblo nos atrasamos de pagar 3 a 4 recibos rápido nos cortan la luz; y ese trato que nos hacen tiene nombre y se llama: RACISMO. Por eso hermanos y hermanas lucha junto con nosotros y nosotras; no te dejes engañar, ya no dejes que la CFE te siga cobrando tarifas absurdas. Mientras tanto no pagues luz, porque la luz es del pueblo, la CFE no tiene facultad jurídica para exigirte el pago de dicho impuesto. Sólo pagaremos la luz el día en que la energía eléctrica y otros patrimonios nacionales estén en manos del pueblo y no de unos pocos.
Desde Acteal Tierra Sagrada, sede de la Organización Sociedad Civil Las Abejas saludamos al Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER), a la Red Latinoamericana contra Represas (REDLAR), y a las organizaciones de Chiapas y del mundo defensores y defensoras de la Madre Tierra y de la vida. Sigamos luchando juntos y juntas.
!No a las presas!
!Ríos Libres, Pueblos Vivos!
!Los ríos, el Agua y la Vida no se venden, se Defienden!
!No al pago de la luz, porque la luz es del pueblo!
ATENTAMENTE
La Voz de la Sociedad Civil de Las Abejas
Antonio Vázquez Gómez
Rosendo Gómez Hernández
Juan Gómez Ruiz
Elías Gómez Pérez

 

Lorenzo Pérez Ruiz
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s