Elecciones

Karla Sandomingo

He pensado lo más escandaloso para decidir mi voto, incluso votar por ese. Abstenerme. Anularme. He reflexionado. Todos tenemos razón. Somos votos razonados. Nuestras cabezas están calientes. Más escandaloso todavía que aparecen cabezas regadas por la ciudad, no en sus cuerpos. Alguien destaza a alguien sin nosotros saberlo mientras los candidatos pre-celebran su victoria. Escandaloso, que los candidatos no hablen de los pedazos de cadáveres que aparecen: tu hijo, tu hermano, tu novio. Atroz, que no se les vea un ápice de dolor por heridas nuestras, mi hijo, mi hermano, mi amante, decapitados. Mi hijo decapitado, mi hermano decapitado, mi pecho decapitado. Mi ciudad, mi palabra. Mis cabezas flotan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s